Escrito por Pixel 

Sugru, la masilla que lo arregla todo