Escrito por Pixel y Dixel 

Fit to Fly, la divertida campaña de Air New Zealand