con Jenson Button
Escrito por Pixel 

El post imposible2010: Un día en las carreras (Gran Premio de España de Fórmula 1)

Cuando me llamaron para participar en el Post Imposible 2010, y me ofrecieron ver un Gran Premio de Fórmula 1 desde dentro, tardé como unos 5 segundos en decidirme. Como sabéis soy un apasionado de la F1, lo que me ha llevado, entre otras cosas, a realizar la retransmisiones de todos los grandes premios a través de Twitter, desde @Formula1TV.

El momento llegó y el fin de semana del 7 al 9 de mayo fui a Barcelona al Gran Premio de España. El viernes cuando recibí la acreditación ya empecé a ponerme nervioso: por fin tenía una tarjeta dorada con la que podía entrar al Padock, la parte más exclusiva de los circuitos.

El sábado llegamos pronto Montmeló, con tiempo suficiente para ver el final de los terceros libres. Justo después me dieron otra acreditación especial que me daba acceso a la zona de los motor home de los equipos y los hospitality. Allí nos esperaba la gente de Comunicación y Relacciones Públicas del equipo Vodafone McLaren Mercedes, que me enseñaron todo lo que supone un gran premio. Cerca de 100 personas se desplazan por todo el mundo entre mecánicos, ingenieros, montadores, etc., todo para que dos pilotos lleguen lo más alto posible en la clasificación.

Enseguida nos metimos en el motorhome para ver la zona de mecánicos y los almacenes de neumáticos, que se guardan con sistemas calefactados para tenerlos listos para su uso y conservarlos mejor. De ahí fuimos al box, la zona donde están los coches al borde del pitlane siempre rodeados de mecánicos. Pude ver todas las partes del coche, el MP4-25, que de cerca aún es más espectacular que lo que se ve por la tele. Lo vi todo, hasta el F-Duct, que por aquel entonces era lo que todos los equipos copiaban por la ventaja que supone en velocidad en las zonas rápidas. Del coche impresiona el motor, los componentes aerodinámicos… todo para hacer máquinas de correr casi perfectas. Me enseñaron una de las piezas que cierra el chasis, sobre los escapes. Medía unos 60 cm de largo y 15 de ancho y pesaba menos que una cajetilla de tabaco, todo fibra de carbono ¡Increíble!

También estuve en la zona de comunicaciones dentro del box, donde los ingenieros ven los datos y envían órdenes a los pilotos. Las pantallas son como las del monitor de tiempos de la F1, pero con más datos: diferencias con pilotos de otros equipos en un sector, velocidad, etc. Me contaron que para cada carrera se preparan unas 300 estrategias diferentes teniendo en cuenta condiciones metereológicas, incidentes de carrera, problemas mecánicos. Así cuando algo sucede solo tienen que ir a esa estrategia y seguir el protocolo ya previsto. Si por ejemplo hay un Safety en la primera vuelta de la carrera, ordenan al piloto un determinado set de revoluciones del motor, le recuerdan que caliente neumáticos, y retrasan o adelantan la entrada en pit-lane. “Es mejor pensar antes que después” me dijeron.

De ahí fuimos al hospitality del equipo McLaren que es sin duda el más espectacular de todos: tiene 3 plantas, formas redondeadas, y por dentro parece un hotel, un edificio permanente más que algo portátil. Para el montaje del hospitality se requieren 10 camiones, 4 para la estructura y el resto para equipamientos, y tardan 4 días en montarlo. Me senté en la segunda planta y saqué el iPad y el portátil para ver Twitter y últimas noticias sobre la carrera, y de repente me giro y aparece Hamilton, “Hello”, me dijo. Yo le respondí muy sorprendido, ya que no todos los días saludas a un campeón del mundo de Formula 1. Lewis aún llevaba el mono de los libres y subió para atender a un grupo de personas a los que les contó como veía la clasificación, sus rivales, el funcionamiento del coche, etc. así que me acoplé. Después firmó algunos autógrafos y se hizo fotos con todo el mundo. Es bastante simpático y algo más bajo y delgado que lo que se ve en la tele.

Después me dí una vuelta por el resto de hospitalities de otros equipos. Vi a algunos famosos, periodistas y varios pilotos aunque todos cruzan esos pocos metros que separan los garajes de sus hospitalities bastante deprisa, ya que aunque hay poca gente, les asaltan los periodistas, y gente que quiere fotos o autógrafos. De vuelta al de McLaren nos invitaron a comer, y la chica que nos atendió nos dijo qué platos tardaban menos porque la clasificación empezaba en 40 minutos. En la planta de abajo Button terminaba de comer, con su padre y su novia. Vimos la Q1 en las pantallas gigantes del hospitality, y en la Q2 me vinieron a buscar para ir al box.

Ver una clasificación desde el box de un equipo de F1 es algo impresionante. McLaren tiene como una cabina con tres pantallas (dos con imágenes en directo de la carrera y una en el centro con el monitor de tiempos), con los auriculares para escuchar las conversaciones de radio entre los ingenieros y los pilotos. Cuando yo llegué había una calma tensa. Los dos coches estaban dentro del box tras haber hecho su primera tanda en la Q2. Silencio absoluto, y todos lo mecánicos alrededor de los coches, donde los pilotos miraban una pantalla en la que alternaban imágenes de la carrera, el monitor de tiempos o la telemetría. El ingeniero de Jenson Button le dijo al piloto que en 2 minutos iba a salir de nuevo a una tanda más larga con neumáticos duros, que empujara más en una curva, porque ahí Hamilton iba mucho más rápido que él. Antes de que pasaran los 2 minutos el silencio se vio roto por el encendido del motor del coche de Button, que salió haciendo un ruido infernal. Al final de la clasificación el resultado fue regular para McLaren: Hamilton fue tercero tras los Red Bull y Button quinto por detrás de Alonso. Por cierto que el iPad estaba por entonces justo apunto de salir en España (el mío me lo dejó Vodafone) y los ingenieros de McLaren fliparon con la aplicación de la Fórmula 1 para iPad.

Tras la clasificación me dijeron que más tarde iba a tener un encuentro con Jenson Button. Sinceramente pensé que no iba a ser posible ¿Entrevistar yo al último Campeón del Mundo de la Fórmula 1, y que por aquel entonces lideraba el campeonato? De verdad, pensé… cuando llegue el momento me van a decir que no ha podido ser. Después de asistí a una rueda de prensa para medios internacionales, casi todos británicos, con Martin Whitmarsh (director general del equipo), Jenson Button y Lewis Hamilton. No estaban del todo satisfechos, sobre todo porque los RedBull ocuparían las dos primeras plazas en la parrilla. La carrera del domingo se presentaba muy interesante, y Hamilton prometía que intentaría adelantar en la salida. En ese momento vino Mark, mi anfitrión durante todo el día y me dijo “estáte atento porque en cuanto termine la rueda de prensa, bajamos a la primera planta para que puedas hablar con Button”. Yo, flipaba. Más de 30 periodistas en la rueda de prensa y yo tenía el privilegio de poder charlar con el líder del mundial a solas.

Me bajé a la primera planta en cuanto la directora de comunicación de McLaren dijo “¡última pregunta!”. Apenas me dio tiempo a nada porque enseguida bajó Button que me saludó muy amable y se sentó conmigo en una mesa. Le pregunté por la clasificación y lógicamente no estaba nada contento, un error en una curva le había privado de un mejor resultado y saldría quinto en el gran premio. Luego le pregunté por su adaptación a su nuevo equipo, teniendo en cuenta que había pasado de ser Campeón del Mundo con Brawn, a líder del campeonato con McLaren. Jenson me dijo que estaba en el mejor equipo del mundo, y que tenían un buen coche, y que se encontraba muy a gusto compartiendo equipo con otro campeón del mundo, Lewis Hamiton. Le pregunté por Mónaco, el siguiente Gran Premio tras el de España, y me dijo que era su circuito favorito, ya que además el vive allí. Luego le pregunté si era más complicado conducir ese año, sobre todo con el F-Duct, que en otros equipos obliga al piloto a retirar la mano del volante un poco para cerrar un conducto que deja pasar el aire hacia el alerón trasero, y me dijo que no suponía mucho problema, sin entrar en detalles de cómo lo tenía resuelto su equipo (que parece ser que en McLaren es con las piernas, pero sigue siendo una incógnita). Hablamos de lo bien le habían ido las cosas arriesgando co el cambio de neumáticos en los grandes premios de Australia y China. Y poco más, porque tras unos 10 minutos me quedé en blanco, así que le di las gracias y me despedí, antes de que nos cortara la jefa de prensa, que ya miraba el reloj. Button me sorprendió muy gratamente, es muy simpático y amable, un gran tipo. Tras ese gran momento dejé Montmeló pensando en la carrera del domingo.

Y llegó el domingo. De camino al circuito estaba bastante nervioso con mi acreditación para Padock colgada del cuello. Estaba nublado pero enseguida levantó y salió el sol. Inevitable el atasco para llegar, aunque ya en las inmediaciones del circuito, me dirigí al parking de Padock, que está casi pegado a las tribunas. En Montmeló, como en muchos otros circuitos, el Padock ocupa casi toda la línea de meta sobre pitlane, en una segunda planta que te proporciona una visión directa del pista por encima del muro y las protecciones. La zona de McLaren estaba como hacia mitad de parrilla y me asignaron una mesa de las más cercanas a la barandilla. El trato es excelente: te ofrecen bebidas constantemente y hay una especie de buffet donde varios cocineros te preparan varios platos diferentes. Yo comí lo antes posible para coger sitio para la carrera, aunque en realidad hay sitio para todo el mundo. De repeten se produjo un gran revuelo, era Hamilton, que subió a saludar e insistía en que trataría de meterse entre los Red Bull en la salida.

Antes de la carrera bajamos al tradicional paseo por el pitlane, donde pasas por delante de los garajes de todos los equipos que ultiman los preparativos para la carrera. Mientras los pilotos realizaban en driver’s parade, la vuelta al circuito previa a la carrera, que en Barcelona fue con cada piloto subido en un coche clásico. De vuelta la Padock organicé mis gadgets para poder seguir la carrera con el monitor de tiempos y hacer fotos.

La salida fue espectacular con los 4 primeros (Webber, Vettel, Hamilton y Alonso) llegando casi a la vez a la primera curva. Luego la carrera se fue decidiendo en pequeños detalles: un toque con Petrov hizo que De la Rosa pinchara y llegara a pitlane con la rueda trasera destrozada y dañando su coche por lo que tuvo que abandonar, un error en el cambio de neumáticos hizo que Rosberg acabara decimotercero, un problema de frenos estuvo apunto de hacer abandonar a Vettel que a pesar de todo fue tercero, y un problema con una llanta hizo que Hamilton reventara una rueda y se fuera contra el muro. Al final Webber primero, Alonso segundo y Vettel tercero. Webber estaba tan contento tras su primera victoria del campeonato (la tercera de su carrera) que se fue hacia la grada y tiró el casco. Me quedé tan sorprendido con la escena que no hice fotos, me quedé mirando. La carrera no fue nada buena para McLaren (abandono de Hamilton y quinto puesto para Button) y tras el gran premio todo el mundo estaba bastante triste.

Durante toda la carrera la gente me preguntaba cómo iban los diferentes pilotos, porque aún viéndola en la pantalla gigante que teníamos enfrente a veces era complicado saber qué pasaba. Con la información del monitor de tiempos me era mucho más fácil así que estuve constantemente dando información a todo el que me la pedía. Hacia mitad de carrera se me acercó una señora que era de Santander y venía con su marido. Era la primera vez que veía la Fórmula 1 en directo, y estaba sorprendida y confusa porque no entendía nada, sobre todo porque ya había coches doblados, etc. Le aclaré un poco la situación de carrera, y las cosas que iban pasando. Al final de la carrera me dijo “¿oye tu eres profesional de esto?”, y le dije “no señora, es mucho peor, soy un aficionado, un apasionado de este deporte”. Y me dio las gracias “la verdad es que disfrutado viendo la carrera, pero gracias a tí, porque hasta entonces no me enteraba de nada”. Y yo disfruté como un niño.

En resumen, un fin de semana inolvidable.

Comentarios

  • Manu

    ME muero de envidia cochinaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

  • rafolas

    A mi me habría llevado toda la vida… aún estaría flipando O_o
    Buscando el tapón para vaciar toda la envidia sana que me llena XD
    Enhorabuena!

  • Y “sólo” te ha llevado 5 meses escribir el post !!! 😀

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar