tweenbotsway
Escrito por Pixel y Dixel 

Tweenbots: ayuda a ese robot


Imagina que encuentras por la calle un pequeño y simpático robot con una banderita que dice “help me” y una dirección de destino ¿qué harías? Algo así se preguntó Kacie Kinzer, una alumna del ITP Tisch de la Universidad de Nueva York, lo que le llevó a crear Tweenbots. Ella misma los describe:

Los Tweenbots son robots humano-dependientes que van por la ciudad con la ayuda de los transeúntes que encuentran. Circulando a velocidad constante, en línea recta, los Tweenbots tiene su dirección de destino en una bandera, y dependen de que la gente que encuentran lean esa bandera y los dirijan en la dirección adecuada para llegar a su destino.

tweenbots

El experimento se está desarrollando en Nueva York, donde por cierto la gente tiene fama de ir a lo suyo y no hacer caso de nada de lo que pasa a su alrededor. A pesar de la indudable dificultad de sus misiones los Tweenbots suelen llegar a su destino. Así uno de estos simpáticos robots consiguió ir de un extremo a otro de Washington Square Park en 42 minutos y con la ayuda de 29 personas. Aquí puedes ver su recorrido

tweenbotsway

También se han creado otros robots que llevan un mensaje diciendo que se han perdido y pide que llamen a su familia indicando un número de teléfono. Esperamos ansiosos que Kacie publique nuevo material en la web.

Vía New York Post
(Recomendable poner el tema “Human” de The Killers para leer este post, enlace de Spotify)

Etiquetado con:

Comentarios

  • Pingback: Humanodependientes Conquistan Central Park « ROBOT Y CANICAS()

  • Totalmente sociológico, desde un punto de vista tecnológico deja mucho que desear este robot. Sin embargo, el concepto detrás de todo este proyecto es muy interesante y, como comentan en Gizmodo “muy Amelie”.

    P.D.: Enhorabuena por el nuevo diseño!

  • defcontroll

    Este experimento sociológico, antes que tecnológico, da mucho que pensar.

    Lo que resulta verdaderamente extraordinario es que el artefacto no hubiera provocado un brote de histeria colectiva por amenaza terrorista (incluso una agente de policía colabora).

    Esto parece indicar que tales fenómenos no se activan si no están dirigidos y exacerbados desde alguna autoridad o centro de poder.

    También sería interesante averiguar cuál sería el resultado si el rostro del robot no estimulase la empatía del humano. Quizá simplemente invirtiendo la sonrisa componiendo un gesto amenazador se hubiera provocado el rechazo o la indiferencia de los transeúntes.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar