Escrito por Pixel 

Virgle, o por qué a Google le gusta tanto el April Fools