Escrito por Pixel 

Jugando al golf en el espacio

El pasado 22 de noviembre el ingeniero de vuelo de la Estación Espacial Internacional Mikhail Tyurin se convirtió en el tercer cosmonauta en jugar al golf desde el espacio (el primero de nacionalidad rusa). El golpe lo dio con un hierro 6 actuando Miguel López de Alegría como caddy. La idea era la de conseguir el drive más largo de la historia como campaña publicitaria para la firma de artículos de golf E21. La carrera espacial sigue costando mucho dinero, así que cualquier aportación es bienvenida. El vídeo que ves sobre estas líneas recoge el momento del golpe de Mikhail Tyurin, aunque apenas se ve nada (al parecer las imágenes más interesantes han sido guardadas para el anuncio de E21).

El primer astronauta en jugar al golf fue el el comandante Alan Shepard (1923-1998). Shepard fue el primer astronauta estadounidense en volar al espacio (1959), y el de mayor edad en pisar la luna (1971). Cuando tenía 47 años fue el comandante del Apolo XIV y al poco rato de poner sus pies sobre la superficie lunar dijo:

Houston, mientras revisan eso, pueden identificar lo que tengo en mi mano como la maleta para la recuperación de muestras; solo que contiene un auténtico hierro seis en su interior. En la mano izquierda tengo una pequeña bolita blanca que les será muy familiar a millones de americanos. La dejaré caer. Desafortunadamente, el traje es demasiado rígido para que pueda hacerlo con las dos manos, pero voy a intentar dar un golpe de banker desde aquí.

Shepard golfing at the moonTras un primer intento en que el astronauta mandó la bola a apenas una decena de metros, Shepard dejó caer una segunda bola con la que realizó un golpe que mandó la bola, según sus propias, “miles and miles and miles”. En realidad se calcula que este primer “swing espacial” alcanzó una distancia de unos 300 metros. La hazaña de Shepard se mantuvo casi en secreto hasta su realización, y no como el golpe de Mikhail Tyurin, que lleva siendo publicitado durante todo este año por la firma E21. De hecho la marca de palos de golf ha planteado su campaña como un homenaje al 35 aniversario del golpe de Shepard.

El segundo golfista espacial fue Brian Duffy, comandante de la lanzadera espacial Endeavour. En 1996 sorprendió a su tripulación con un putter especial con el que trataba de hacer hoyos en un agujero que era un rollo de cinta adhesiva. “Es mucho más dificil hacer un hoyo en el espacio que en la tierra” declaró Duffy en su vuelta a casa, “en la tierra sólo te tienes que preocupar de dos dimensiones. En el espacio puedes fallar arriba o abajo” añadía.

Volviendo al golfista espacial, Mikhail Tyurin lanzó la bola en la dirección opuesta al rumbo de la estación espacial para evitar que choque con la estación espacial. La NASA estima que la bola permanecerá en el espacio durante dos o tres días, antes de volatilizarse en su reentrada a la atmósfera. Sin embargo los rusos calculan que la bola podría estar en órbita durante tres años. En cualquier caso, el swing más largo de la historia.

De todas formas esperamos que la NASA tenga razón, o ya me veo que dentro de un tiempo podemos escuchar algo así como: Houston, tenemos un problema. No os lo vais a creer pero nos acaba de entrar una pelota de golf por la ventanilla.

Vía Ludotecnología
Historia completa en CollectSPACE

Comentarios

  • gracias por el pingbackear ludotecnologia!
    Me ha dado una alegria.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar