Copyfight forever

Escrito por Pixel el 27.07.2005 @ 23:08

Ya os hablé de Copyfight , y visteis las fotos que hice del evento, etc. Pero la cosa ha traído cola, lo cual no es ninguna mala noticia, ya que el debate sobre estos temas es muy importante, y de hecho ese, creo, era uno de los objetivos del Copyfight.

Pero vayamos por partes.

Fui al Copyfight porque me pareció muy interesante, y ya que estaba por allí hice unas cuantas fotos. Por la naturaleza del evento (además de mi postura en favor del copyleft) decidí liberar las fotos y ponerlas con licencia Creative Commons. Como anécdota os contaré que para realizar esta tarea en Flickr hay que hacerlo foto a foto así que subí las fotos desde el hotel y cuando llegue al CCCB de Barcelona para irlas liberando me encontré un mensaje de una amiga sueca que me advertía que mis fotos tenían puesto el copyright (“¡que ya voy!” le dije). Le comenté el tema de las fotos a la gente de Elástico y mucha gente empezó a usarlas para sus crónicas, incluso me pidieron autorización allí mismo. Les dije que tenían licencia CC así que que hicieran lo que quisieran.

Entre las fotos había de todo un poco, incluso fotos del publico asistente como mis amiguetes Antonio (Caspa TV) y Diego (MiniD). En una de las fotos salían con sus ordenadores, dos iBook de Apple. Sobre uno de ellos una pegatina de Creative Commons, y comenzó el lío.

A la vuelta de Barcelona me encuentro con este comentario en otra de las fotos:
“Ya… mucho hablar de software libre y después editais las fotos con Photoshop y en Mac OS, ambos software propietarios.La coherencia se ha olvidado, no?”. Me quedé bastante flipado.

Luego vino el post de Pere Quintana, la respuesta de MiniD, otra dePere, otra de MiniD, y muchosmuchosmuchosmuchos (lista) más.

El debate me parece muy interesante: ¿se puede defender la cultura libre usando software propietario? Algunos piensan que no. Yo creo que sí.

Creo que no debemos hacer de la free culture la menos libre de las culturas, encorsetándola en un fundamentalismo absurdo que parece reservar el término copyleft únicamente para productos kosher: realizado con software libre y con licencia copyleft. Si queremos cambiar este mundo (o al menos algunas cosas) sería bueno que usemos lo que hay, no que lo quememos todo. Y ante todo que respetemos si alguien decide cometer la osadía de utilizar un sofware propietario para hacer una obra con licencia creative commons. Libertad es respeto. Bastante es ya que un autor decida “liberar” su obra usando una licencia diferente al copyright, y creo que no es necesario exigirle nada más. Lo importante es la creación y su conocimiento, no las herramientas con las que se realice.

Y que siga el debate. La gente de Elástico (recuerdo, organizadores de Copyfight) sigue en la brecha y ha planteado a los ponentes del evento esta consulta: “¿Utilizar software propietario es contradictorio con vuestra activa militancia en pos de la cultura libre? ¿No deberían las figuras públicas que representan a este movimiento ser los primeros en usar exclusivamente software libre?” El primero en responder, Cory Doctorow, novelista copyleft y editor de Boing-Boing

Y el debate sigue. Copyfight forever!


Ahora en Pixel y Dixel