Escrito por Pixel 

Rico: no solo de flash vive el web