Escrito por Pixel 

Bill Clinton, dos emails en ocho años